• Integración laboral de las personas con S índrome de Down:
En el contexto socioeconómico actual, la búsqueda y obtención de un empleo estable y su permanencia en él, constituye para toda la población activa pero muy especialmente para las personas con discapacidad, unas de las tareas más importantes y difíciles al mismo tiempo.Como al resto de la población el acceso a un puesto de trabajo supone una serie de consecuencias positivas que van desde la independencia o solvencia económica hasta el desarrollo de un sentimiento de valía personal y social . Por lo que el trabajo se convierte en un instrumento muy eficaz para lograr la plena realización personal de las personas con síndrome de Down que ven culminados sus esfuerzos, horas de trabajo y de formación en la obtención de un puesto de trabajo.

• Importancia de la implicación familiar
El conjunto de Programas que realizan las personas con Síndrome de Down a lo largo de los primeros años de su vida, los programas de estimulación , los apoyos psicopedagógicos, los refuerzos en el aprendizaje… tienen un objetivo básico y fundamental, que es el desarrollo pleno del individuo para lograr su total integración personal, laboral y social al llegar a la edad adulta. Este es el resultado final que todas las personas esperamos como obra de un proceso que se consuma al llegar a la mayoría de edad.Cuando en el seno de una familia, nace un miembro con Síndrome de Down, o cualquier otra discapacidad psíquica, se inicia un proceso educativo pensando en el futuro de su hijo y en su autonomía e independencia. Las personas con Síndrome de Down al igual que el resto de las personas, se forman y se preparan con el paso del tiempo, siempre y cuando el contexto sepa darle las oportunidades que necesita. Es por ello, que todo lo que la familia debe ir realizando desde la edad mas temprana, debe hacerse pensando en esa plenitud y realización personal futura a lo que todos queremos acceder.El primer contexto con posibilidades de ofrecer estas oportunidades de aprendizaje, es la propia familia y es este contexto, el que facilitará o perturbará la plena integración de su hijo. Los padres han de creer en las posibilidades de sus hijos, deben desarrollar sus propios sentimientos de autoestima y valoración, deben ayudarlos a afrontar y resolver sus propios problemas.La familia tiene un papel fundamental en el crecimiento de sus hijos, en la elaboración de una identidad sana y real, hacerles concientes de sus necesidades, pero también de sus habilidades y posibilidades. Deben incentivarles sus deseos de independencia, de autonomía, de gestionar su vida , de elegir su camino. Deben reforzarles y apoyarles en la búsqueda de su propia felicidad, de sus logros en el ámbito laboral y de su desarrollo social y afectivo.Las motivaciones para que una persona con Síndrome de Down quiera acceder a un puesto de trabajo, son las mismas que para los demás. Por lo que es importante además encontrar un perfil laboral que se adecue a las características personales, de formación y de interés del joven. En ocasiones la falta de oportunidad empresarial condiciona el puesto de trabajo a los que acceden estas personas. Esta situación puede generar en el trabajador un proceso de desmotivación importante que influye en su efectividad en su trabajo y en el clima laboral del lugar del trabajo.

• Modalidades de integración laboral:
Los centros especiales de empleo:
Son empresas productivas que participan regularmente en las operaciones de mercado cuyo principal objetivo es proporcionar a los trabajadores con discapacidad la realización de un trabajo competitivo y remunerado, adecuado a sus características personales y que facilite el ajuste personal y social de éstos. Su estructura y organización es la misma que la de las empresas ordinarias.Pueden ser creados por la Administración Pública, directamente o en colaboración con otros organismos. Pueden tener carácter público o privado.Como requisito imprescindible está el de la calificación e inscripción en el Registro de Centros del INEM, o en su caso, en le correspondiente de las Administraciones Autonómicas.El grado de discapacidad de los trabajadores no puede ser inferior al 33%.

Los centros ocupacionales:
Son instituciones dedicadas a la habilitación profesional y social de personas con discapacidad que, en un determinado momento, no pueden integrarse en un Centro Especial de Empleo o en una empresa ordinaria, bien por su grado de discapacidad, bien por la ausencia de oferta laboral adecuada. La realización de trabajos en este tipo de centros no tienen fines lucrativos. Esta alternativa siempre se ha dirigido a proporcionar a las personas con discapacidad una ocupación terapéutica. Los objetivos que persigue esta modalidad serían:
– Proporcionar apoyo a la autonomía personal e integración social
para acceder a una vida digna, autónoma y normalizada.
– Desarrollar hábitos de convivencia y socialización.
– Favorecer el ajuste personal.
– Proporcionar técnicas profesionales para su integración laboral y
actividades convivenciales para su incorporación social.

El empleo con apoyo:
Hace referencia al empleo integrado en la comunidad dentro de empresas normalizadas de personas con discapacidad (o en situación de desventaja social acusada) que tradicionalmente no han tenido la posibilidad de acceso al mercado laboral, mediante la provisión de los apoyos necesarios dentro y fuera del lugar de trabajo, y en condiciones de empleo lo más similares posible en trabajo y sueldo a las de otro trabajador sin discapacidad en un puesto de trabajo equiparable dentro de la misma empresa (Verdugo y Roldán de Urríes, 2001). A diferencia de los modelos tradicionales, el Empleo con Apoyo coloca a una persona en un puesto de trabajo y es entonces cuando le ofrece entrenamiento, formación y apoyo directamente relacionados con la tarea a desempeñar a través de la figura clave del mediador o preparador laboral.
Progresivamente, estos apoyos que ofrece el preparador laboral serán cada vez menos intensos en el tiempo, hasta que llegue a desaparecer por completo. A partir de este momento se hace un seguimiento del trabajador a largo plazo, bien visitando la empresa o por contacto telefónico y durará hasta que termine la vida laboral de éste. El objetivo de este seguimiento es poder abordar las dificultades y problemas sociolaborales que puedan surgir, reentrenamiento de nuevas tareas y funciones, asesorar a compañeros o supervisores.
Las alternativas anteriores al empleo integrado (Centros Ocupacionales y Centros Especiales de Empleo) son formas de empleo protegido, pero resultarán más efectivas si el objetivo último de las mismas es que sirvan como punto de partida hacia el empleo integrado.

 

• Tipo de prestaciones:


Pensiones no contributivas:
No es necesario un periodo previo de cotización a la Seguridad Social. Estas pensiones dan derecho a una retribución económica, a una asistencia médica-farmacéutica y a los servicios sociales complementarios. Son 14 pagas al año.Las condiciones para acceder a una pensión no contributiva son:
– Haber residido en España durante al menos 5 años.
– Ser mayor de 18 años.
– Tener una incapacidad superior al 65%, reconocida por el Centro de orientación y Valoración.
– Carecer de rentas suficientes.
Prestaciones familiares por hijo a cargo:
Las familias que tengan a su cargo un hijo con una minusvalía reconocida, las prestaciones se reconocen sin tener en cuenta ningún límite de ingresos familiares, y en función de grado de minusvalía.
Las condiciones para acceder a una prestación familiar son:- Ser menos de 18 años.
– Presentar un grado de minusvalía superior al 33%.Estas ayudas son compatibles con otro tipos e pensiones.
Para una mayor información dirigirse a la Delegación Provincial de Igualdad y Bienestar Social ( C/ Pagés del Corro nº 90. Sevilla).

 

• Experiencias de integración laboral:


Nuestras experiencias de empleo integrado en la comunidad:
Carlos es un chico de 25 años que trabaja en una Notaría desde hace varios años. Trabaja a media jornada con un contrato fijo. Las labores que tiene encomendadas son muy variadas, como ir al Colegio de Notarios, Hacienda, Ayuntamiento, Correos, bancos, etc.
La experiencia de los compañeros de Carlos ha sido desde el principio muy satisfactoria. Él mismo ha encontrado un gran estímulo en su trabajo debido a que se siente útil para la sociedad.

Javi, de 27 años de edad, trabaja en la empresa BUS con un contrato indefinido a jornada completa. Su labor se halla situada en el Departamento de Administración realizando funciones de distinto tipo, como ensobrado de cartas, estampado de sellos, acudir a bancos, Correos y gestorías, etc.
La principal aportación que Javi a encontrado en su empleo ha sido el sentido de la responsabilidad que ha tenido que adquirir.Emilio cuenta con 36 años ha empezado a trabajar en Carrefour en Marzo. Su contrato es a media jornada durante un año. Desempeña el puesto de Línea de Caja. Su tarea consiste en reponer los artículos que los clientes dejan en las cajas o aquellos que vienen defectuosos. La experiencia de Emilio ha sido muy positiva. Los compañeros y jefes lo han acogido como uno más, quedando todos muy sorprendidos al ver lo rápido que ha aprendido a realizar su trabajo.

• ¿Cual es el itinerario del proceso de integración laboral?

ITINERARIO